Cuánto viven los cerdos

¡Ah: los cerdos! Qué animales tan cómicos y curiosos. Su piel blanca, su carácter glotón y su sonrisa casi humana, además de la suciedad con la que suelen asociarse, lo convierten en uno de los animales más queridos que existen, hasta el punto de que el mismo actor hollywoodense George Clooney tenía un espécimen de estos como mascota.

Características de los cerdos

Al contrario de la típica imagen que se tiene sobre su suciedad, los cerdos son animales de instintos higiénicos. La razón por la cual suelen bañarse en barro cuando viven en ambientes silvestres guarda relación con su manera de mantener estable su temperatura corporal; esto se debe a que como animales son incapaces de sudar. Por otra parte, el baño de barro también les permite eliminar parásitos y otras bacterias que suelen acumularse en su piel.

Los cerdos son animales nobles e inteligentes. De hecho, son juguetones y, si les arrojas un buen objeto, pasarán horas divirtiéndose. Son animales muy sensibles a los que les molestan los sonidos demasiado agudos, además de que cualquier movimiento brusco puede causarles sorpresa y miedo.

Como signo de su sociabilidad, a estos animales les encanta rascarse, por lo que, si te acercas con esa intención, podrás comprobar que es verdad. Esa es también la razón por la cual se recuestan entre ellos y se retuercen dando vueltas: es una manera de buscar placer en su cuerpo. Y hablando precisamente de placer, se sabe que el orgasmo del cerdo puede durar hasta media hora.

Entre ellos mismos poseen su código de comunicación, siendo los ronquidos y los sonidos que producen la manera de expresar sus estados de ánimo y las necesidades. Esta misma orquesta de sonidos es la que le permite a los cerdos bebés seguir la presencia de su madres, quienes tiene una misión muy respetable, llegando a defenderlos a costa de cualquier combate. Por otra parte, dada la forma como tienen sus ojos, es imposible que, de manera natural, el cerdo pueda apreciar el azul del cielo.

Su inteligencia es tan despierta que, de acuerdo a algunos estudios, su mente se encuentra más activa que la de un niño de tres años o la de un perro adulto. Se ha logrado comprobar que tienen una gran memoria y una habilidad innata para aprender, sobre todo cuando se trata de juegos donde son alimentados.

Cuánto viven los cerdos

Otros estudios han revelado también que los cerdos tiene el don de soñar, generando en su mente representaciones abstractas, al igual que la posibilidad de grabar imágenes en su cerebro durante mucho tiempo, gracias a su sistema de memoria.

Hoy en día, son criados en granjas de manera masiva, ya que es una de las carnes más apetecidas en el mercado, sobre todo por su tocino y por ser una proteína que, bien cocinada, adquiere una suavidad magnifica. Por esa misma razón, sus criaderos suelen estar siempre en auditorías para comprobar que están viviendo en las mejores condiciones. El sistema de producción es tan fuerte que, de hecho, existe una nomenclatura sobre el tipo de carne de acuerdo a la edad y las características del cerdo.

Así, los gorrinos son aquellos animales sacrificados a la edad de los cuatro meses. El cochinillo es aquel cerdo que aún no se alimenta de la leche materna, y el verraco son los cerdos machos que se usan para la reproducción.  En un nivel superior, el cochino es el animal criado para la matanza y el lechón es un cerdo macho de cualquier edad. Finalmente, un poco fuera de esta lista, se encuentra la cocha o gocha, que se refiere a la hembra del cerdo.

Cuánto viven los cerdos

Lamentablemente, hoy en día la forma de crianza de los cerdos va en contra de su instinto natural, razón por la cual viven en medio del estrés y en condiciones menos higiénicas que las que tienen en campos abiertos. El período de vida también se reduce con una frecuencia de escasos años y, en cuanto se encuentra lo suficientemente maduro, es sacrificado para aprovechar al máximo su carne. Pero si en cambio los cerdos vivieran en total libertad, su esperanza de vida estaría entre los 10 y 15 años.

Esperanza de vida de los cerdos

Así que, si no eres vegetariano y te apasiona la carne de cerdo, la próxima vez que vayas a disfrutar de un menú así, agradece al universo por tener la suerte de disfrutar la carne de un animal tan fascinante.

¿Y tú qué opinas?