Cuánto viven las medusas

Las medusas, también conocidas como aguamalas, lágrimas de mar o aguavivas, son una especie de animal marino con una forma sumamente característica, ya que tienen un cuerpo de apariencia gelatinosa. Este animal se originó en la era paleozoica hace 500 millones de años.

Cuánto viven las medusas

Esta especie tiene un tiempo de vida aproximado de 6 meses, aunque puede verse incrementado, incluso, hasta cumplir el año. Esto puede variar según su hábitat, alimentación o enfermedades.

Contenidos del artículo

    Cuánto vive una medusa

    Una medusa, por lo general, tiene un tiempo de vida que ronda entre los 3 y los 12 meses, aunque existen casos de especies que viven unos días y otras que lo hacen durante décadas. De cualquier manera, esta existencia se alarga o se aminora en función de si la medusa vive en la naturaleza o en cautiverio.

    Cuánto vive una medusa en la naturaleza

    Las medusas en estado salvaje o natural no suelen superar los 6 meses de vida; este corto periodo se debe a la presencia de depredadores naturales, tales como los peces luna, las ballenas como la yubarta, los cangrejos, las aves marinas, las tortugas marinas, los peces ballesta o espada o ciertos tiburones.

    También puede verse en riesgo su vida a causa de amenazas externas, como los barcos pesqueros u otros tipos de pesca en masa. Además, la contaminación marina también reduce la longevidad de las medusas.

    Cuánto vive una medusa en cautiverio

    En cautiverio, las medusas pueden prolongar su tiempo de vida hasta más de un año, siempre y cuando se tengan los cuidados necesarios para mantener a una especie marina de este tipo (tal y como sucede con la alimentación).

    Cuánto viven las medusas

    Las medusas son animales muy llamativos, y uno de los aspectos que permite esto es que, al ser una especie carnívora, necesita de una alimentación a base de carne constante; en caso de que la carne escasee en su dieta, el tamaño de la medusa podría llegar a encogerse.

    Existe un caso muy peculiar, el de la conocida como medusa inmortal (Turritopsis nutricula). Así, si este animal se enfrenta a un peligro externo o a una condición adversa interna, entonces puede regresar a su forma de pólipo (es decir, tras haber alcanzado la madurez puede volver a un estado de inmadurez sexual).

    De todos modos, ello no evita que muera a causa de la presencia de otros depredadores o porque sufra una enfermedad grave. En este artículo podéis encontrar más información sobre esta especie.

    También te recomendamos leer:

    Dónde viven las medusas

    Se pueden encontrar medusas en todos los océanos del mundo, aunque también se las puede hallar en algunos rincones de agua dulce, aunque esto no sea tan común. Por lo general, las medusas no se reproducen cerca de la costa y habitan la mayor parte del año lejos de estas.

    Por esto último es que la amenaza de los barcos pesqueros es tan grande para la especie, ya que estos no se encuentran cerca de la costa y recurren a kilómetros de distancia para encontrar especímenes. Esto ocurre, sobre todo, en las regiones asiáticas, donde la dieta marina es más grande que en el resto del mundo.

    Qué comen las medusas

    Las medusas tienen una alimentación carnívora, y es gracias a esto que aumentan de tamaño con gran rapidez. Principalmente su dieta consiste en plancton, crustáceos pequeños u otras medusas de tamaño mucho más pequeño.

    Hábitat de las medusas

    Un dato curioso es que, si este alimento abunda en el océano, las medusas aumentan notablemente su tamaño y resulta más común ver grupos más extensos de la especie, mientras que, si el alimento escasea, las medusas reducirán su tamaño y será más difícil verlas en grupos numerosos, lo que las expondrá más a ataques aislados de sus depredadores.

    Cuánto miden las medusas

    Una medusa promedio no suele superar los 5 centímetros de longitud, aunque se han llegado a encontrar especímenes de más de 2 metros de longitud, con tentáculos de ¡casi 30 metros de largo!

    Cuánto pesan las medusas

    Las medusas más grandes pesan alrededor de 200 kilogramos, aunque el peso medio de este animal es de 150 kilos (no obstante, las hay que apenas se mueven en el rango de los gramos).

    Tipos de medusas

    Existen tres grandes clases de medusas que vale la pena nombrar. Cada una de estas medusas tiene diferencias notables entre sí, ya sea por su apariencia física o por la peligrosidad que puedan llegar a presentar para los humanos:

    Cubozoa

    Aquí encontramos a la medusa más venenosa del mundo, la llamada avispa de mar o chironex fleckeri, que, con su picadura, puede producir la muerte en segundos.

    Hydrozoa

    Esta categoría incluye a variedades de medusa como la denominada gelatina de mar, medusa de agua dulce, carabela portuguesa, medusa de la cruz o la tapioca.

    Scyphozoa

    En esta encontramos la mayor cantidad de especies de medusa, como la huevo frito, medusa blanca, acalefo azul, medusa común, medusa gigante de Japón, medusa invertida, medusa melena de león ártica, ortiga del Pacífico, ortiga de mar o medusa mosaico.

    Reproducción y ciclo de vida de las medusas

    La reproducción de esta especie puede ser tanto sexual como asexual. Los huevos que desprende una medusa liberan larvas, llamadas plánulas, con forma de pera que se terminan transformando en lo que consideramos un pólipo asexual.

    Ciclo de vida de las medusas

    Este pólipo de forma cilíndrica habita en las rocas con su boca y tentáculos hacia la parte superior; una vez superada esta fase, el pólipo se convierte en medusa, con el lado de la boca y tentáculos, a diferencia del anterior, hacia el inferior.

    Características y curiosidades de las medusas

    Aspecto de las medudas

    Las medusas tienen un aspecto muy llamativo, de apariencia gelatinosa, y cuyo organismo es, casi en su totalidad, agua.

    La picadura de las medusas

    Este animal marino es altamente peligroso en ciertos casos, ya que algunos tipos de medusa contienen una alta cantidad de veneno y tóxicos en sus tentáculos, aunque otros simplemente producen una picadura que causará irritación y malestar.

    En todo caso, siempre es recomendable que, al sufrir una de estas picaduras inofensivas, se salga del agua automáticamente, ya que pueden producir calambres que afectarían al nado y al flote en la superficie acuática.

    Medusas luminosas

    Una curiosidad muy notable de este animal es la bioluminiscencia; algunos tipos de medusas pueden llegar a producir iluminación por su propia cuenta, generado por su brillo propio y la cual utilizan para advertir a sus depredadores de la peligrosidad que esta posee.

    En resumen...

    Esperamos que te haya interesado todo lo relacionado con las medusas, un animal marino tan maravilloso que vale la pena estudiar.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Acepto la Política de privacidad

    Subir